Si has decidido emprender y montar un negocio de peluquería, el primer requisito es tener las ideas claras y conocer los pasos que debes dar hasta llegar al gran día de la apertura. En Carlos Escuder Business Coach, especialista en management en peluquería y estética, te asesoramos en el proceso de montar tu propio negocio de peluquería: ¡Comienza la aventura!

Empieza tu peluquería

Hoy vamos a analizar los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de emprender en salones de peluquería:

  1. El local.

Uno de los factores claves de todo negocio es elegir la mejor ubicación del mismo. ¡De su adecuado emplazamiento dependerá buena parte de su éxito! Analiza la zona de la ciudad en que se encuentra, si es peatonal o tiene buen acceso, buena zona de  aparcamiento, etc. Es importante saber si hay otras peluquerías cerca, tanto para conocer el tipo de competencia al que te enfrentas como para establecer los precios para ser competitivos.

El local debe ser el adecuado para ejercer la actividad. Ha de tener buena  distribución, separando la zona de espera del espacio de atención al cliente o del almacén. También debe cumplir con los requisitos legales y técnicos exigidos por el Ayuntamiento, especialmente en temas de ventilación, potencia eléctrica o medidas de seguridad.

¡La exclusividad vende! Sé original en la decoración interior y exterior del negocio. Invierte en conseguir una buena imagen de tu establecimiento ya que esto hace que  los clientes confíen en tus servicios y se sientan a gusto en el local. Como complemento, un buen marketing publicitario, servicios diferentes,  uniformes de trabajo bonitos, etc.

  1. Trámites necesarios.

Para iniciar el trabajo en la peluquería no necesitas la licencia de actividad. Basta con comunicarlo al Ayuntamiento, que en un plazo más o menos breve, enviará a uno de sus técnicos para evaluar el local y otorgar la licencia.

Debes informarte en el Consistorio sobre los requisitos legales que debe cumplir el negocio y el local y ponerlos en práctica para evitar denuncias.

Por otro lado, como cualquier otra actividad económica, deberás tener una fórmula jurídica para ejercer, bien como autónomo o bien como una sociedad. Trata los temas fiscales con un asesor, para conseguir las mejores opciones en función de los posibles beneficios a obtener. Da de alta a los empleados en la Seguridad Social y cumple con los correspondientes requisitos laborales.

  1. Otras recomendaciones básicas.

Cuenta desde el principio con un plan de negocio y financiero en el que se evalúen los objetivos de la actividad, los medios, la organización del equipo, la estrategia de ventas, los riesgos de la actividad y los medios de financiación de que dispones.

Valora la posibilidad de hacerte con una franquicia, que te garantice una imagen corporativa y mayores probabilidades de éxito, aunque sea más costoso al principio.

En cualquier caso, la gestión de la peluquería es fundamental para el buen desarrollo del negocio y su viabilidad económica a corto y medio plazo.

Deja que nos encarguemos de optimizar tu salón de belleza. Somos expertos en la gestión y marketing de peluquerías.  ¡Te ayudamos a lograr objetivos!

Carlos Escuder Business Coach: Formación y Management para peluquería y estética