Hoy en día las peluquerías no son solo el lugar al que acuden las clientas a peinarse y cortarse el pelo. Los salones modernos tienen una gran oferta y demanda de servicios de cuidado y belleza facial y corporal. ¿Estás pensando en montar tu propio salón de belleza? Dale más visibilidad ofreciendo servicios y productos exclusivos que te desmarquen del resto.

La innovación ha sido y es la solución para muchas empresas y autónomos ante la difícil situación económica y financiera. Al contrario que en otros sectores, la crisis apenas ha hecho mella en el mundo de la belleza y la estética. Lejos de disminuir, la demanda no deja de crecer. Según los expertos, el crecimiento continuará durante los próximos años.

Sin embargo, no hay que conformarse con las previsiones optimistas. Para triunfar hay que adaptarse a las tendencias y estar preparados para superar los continuos retos en este sector tan competitivo y cambiante.

Las peluquerías actuales se perciben más como empresas innovadoras que como pequeños negocios artesanales. Esto supone que para llevar de forma adecuada la gestión de peluquerías, el director de salón debe contar con amplios conocimientos en gestión y marketing para la sostenibilidad del negocio. Sin embargo, hay que tener presente que montar una peluquería puede resultar un negocio tentador para emprendedores que no cuenten con una cualificación técnica específica. Por eso deberían rodearse de profesionales cualificados que se encarguen de las labores de gestión y marketing de la empresa.

¿Qué aspectos deberíamos tener en cuenta al montar un negocio de peluquería y estética?

Aunque no hay certezas absolutas sobre los factores que pueden influir de manera decisiva en el éxito de un negocio de peluquería, siguiendo estos consejos será más fácil acertar:

Crear una imagen de marca

Para fidelizar al público hay que ofrecerle algo con lo que se identifique y que le haga volver al salón con regularidad. Ofrecer bonos de fidelidad, un masaje relajante, descuentos, dos por uno o incluso invitar a un café. Son marcas distintivas que los clientes asocian a tu peluquería y a tus servicios.

Franquiciarse a una marca reconocida

Una buena estrategia es convertirse en franquiciado de alguna marca reconocida que transmita al público una imagen de homogeneidad y calidad.

Diversificar

Por ejemplo, un salón modernizado que ofrezca servicios y productos unisex de peluquería y estética multiplicará sus opciones de obtener beneficios.

Comunicación

Escuchar a los clientes y ofrecer lo que demandan. De esta manera los clientes encontrarán lo que buscan.

Deja que nos encarguemos de optimizar tu salón de belleza. Somos expertos en la gestión y marketing de peluquerías.  ¡Te ayudamos a lograr objetivos!

Carlos Escuder Formación: Formación y Management para peluquería y estética